Calle Iparraguirre Kalea, 7 1º Derecha 48009 Bilbao - Vizcaya

Retroactividad de la NULIDAD DE PLENO DERECHO LA CLÁUSULA

25 de Junio de 2013

El pasado 9 de junio de 2.013 el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Bilbao dicta sentencia por la que declara NULA DE PLENO DERECHO LA CLÁUSULA SUELO-TECHO condenando a la entidad bancaria NCG al reintegro de las cantidades indebidamente satisfechas en virtud de dicha cláusula, dotando, de esta manera, de retroactividad a la declaración de nulidad de la citada cláusula.

Pues bien, esto abre, al menos en lo que a esta plaza de Bilbao se refiere, las puertas para poder reclamar a una entidad bancaria las cantidades que se han venido abonando con motivo de una cláusula nula.

El articulo 1306.2 inciso 2º del Código Civil establece que “El otro, que fuera extraño a la causa torpe, podrá reclamar lo que hubiera dado….” . Es decir, este articulo viene a dotar de efecto retroactivo a la nulidad de un contrato, o cláusula, como sucede en el caso que nos ocupa.

Si bien el Tribunal Supremo en su sentencia de 09.05.13 haciendo uso de la regla contenida en el Art. 1.303 del mismo cuerpo legal limita la “retroactividad” de los efectos de la declaración de nulidad.

Pues bien la sentencia ahora comentada determina que “A juicio de quien ahora resuelve, este pronunciamiento del Alto Tribunal no impide la posibilidad de decidir, en un juicio posterior y atendiendo a las circunstancias concretas, si debe aplicarse o no la excepción a la regla general prevista en el art. 1.303 del CC. Porque el TS

“declara la irretroactividad (únicamente) de (su) sentencia”, aclarando acto seguido que (como no podría ser de otro modo), (i) “no afectará a las situaciones definitivamente decididas por resoluciones judiciales con fuerza de cosa juzgada” (ni, por tanto, a las que puedan decidirse con posteridad); ni (ii) “a los pagos ya efectuados en la fecha de publicación de esta sentencia” (lo que no supone que no puedan impugnarse en juicios posteriores). El TS no puede extender en su resolución losefectos de la cosa juzgada de la sentencia hasta el punto de impedir los posteriores juicios que puedan interponer aquellos a los que no se les extiende por ley tales efectos (básicamente, a los que no han sido parte en el procedimiento

(art. 223.3 LEC). Y no lo hace.”

 

 Esta pionera sentencia abre las puertas, a aquellas personas que se han visto afectadas por incluir su hipoteca una cláusula suelo, de manera que permite acudir a los tribunales en reclamación del exceso abonado en virtud de una cláusula considerada como nula.

Para cualquier duda pueden llámennos.